RESEÑA || Una llama entre cenizas

27 de octubre de 2015

La verdad que cuando este libro llego a mis manos me llamo muchísimo la atención y el hype que había por todas partes ayudó muchísimo, el problema es que al acabarlo no se muy bien que acabo de opinar de este libro.



Una llama entre cenizas
Sabaa Tahir
Montena ~ 448 paginas ~ 17,95
Laia es una huérfana que lucha por salvar a su único hermano. Elias es un soldado que lucha por su libertad. Y ambos descubrirán que el Imperio sólo puede vencerse desde dentro...
En un mundo regido por la ley marcial de la Roma Antigua, el precio de la desobediencia es la muerte. Laia y su familia sobreviven en los callejones más pobres, sin cuestionar el orden establecido. Han visto lo que les pasa a quienes se atreven a desafiarlo.
Cuando encarcelen a su hermano por traición, Laia se verá obligada a acudir a la resistencia. A cambio de su ayuda, deberá espiar para ellos en la Academia Militar. Allí conocerá a Elias, el soldado más prometedor del Imperio y también su mayor opositor.
Laia es esclava, Elias es soldado. Ninguno de los dos es libre. Solo uniendo sus destinos podrían cambiar el de todos.
**Gracias a la editorial por el ejemplar**

En un mundo lleno de conspiración y enredos políticos se desarrolla esta novela con toques fantásticos en el que tenemos una sociedad dividida en niveles y bastante elitista. Nuestros dos protagonistas se encuentran cada uno en una lo que les hará estar separados en un principio pero distintas situaciones les hacen tener un punto común, la academia militar Risco Negro donde Elias esta terminando su entrenamiento como mascara (ultra guerreros super malos) y Laia quien va a parar ahí como esclava.

Una de las cosas que mas me impacto del libro es su crueldadla academia, la comandante, el entrenamiento, los mascaras... hay muchísima muerte y sangre. Lo que hace que los pequeños detalles dulces acaban destacando mucho mas.

En cuanto al mundo creado por la autora en un principio me empezó a gustar bastante, me gusto como estaba dividida la sociedad distopica pero me faltaban muchos datos y me sentí un poco perdida de vez en cuando. Ademas acabe con la sensación de que la autora metió muchos factores y acabo dejado cabos sueltos que supongo que se arreglaran según continua la saga.

Hablando de los personajes, los protagonistas me gustaron bastante tienen una evolución progresiva a lo largo de la novela y me gusto hacia donde iban ambos. Eso si, el instalove super instantáneo e innecesario me estropeo la novela totalmente. Porque no solo tenemos un este amor instantáneo si no que luego hay una especie de triangulocuadradododecaedro amoroso que no me convenció nada de nada. De hecho este es el único problema que le veo a la novela y lo que me ha hecho que me quedara un poco fría al acabar.

Como digo me gustó la parte distopica, el lado opresor que maltrata a la población y esa resistencia que quiere acabar con toda ese reinado de terror de la academia. Me gustaría saber mas de este mundo ya que solo tenemos la visión de la academia y me parece que quedan muchas cosas por explicar.

Un principio de trilogía de una distopica-fantástica (bastante típica) con grandes dosis de acción y crueldad que te enganchara a las paginas y temerás por el destino de los personajes.

Una presión en el pecho

18 de octubre de 2015

Fotografía de John Westrock
Llega un día en el que te levantas y todo esta normal pero a medida que pasan las horas vas notando una pequeña presión en el pecho a la cual no das importancia y tu sigues con tu vida. Pero pasan los días y esa presión cada vez se hace mas grande, ya casi no te deja respirar y mejor ni hablemos de pensar porque no puedes quitarte de la cabeza el por qué tienes una bola en tu pecho que no deja de crecer.

En los pocos momentos que esto te deja respirar te pones a repasar en tu vida si has tenido algún momento similar para poder averiguar de donde sale esta presión. Y caes en la cuenta. La primera vez la sentiste fue aquella vez que se te rompió el discman (ese aparato desconocido para los mas jóvenes) y no podías escuchar tu música favorita. También lo sentiste aquella vez que te fuiste de vacaciones con solo un libro y te lo acabaste demasiado pronto.

Pero ahora mismo no tienes esos problemas, escuchas música a cada momento y siempre consigues sacar un ratito para leer alguna pagina. Entonces, ¿que es?

Escribir.

Crear una historia con tus manos, moldear unos personajes, darles felicidad, entretenerles, ponerles dificultades y ayudarles a superarlas. De ahí viene esa presión. 

Y en el momento en que descubres de que se trata, puedes coger una gran bocanada de aire, la presión no desaparece pero notas un cambio en ella, ahora arde y aunque sigue sin dejarte respirar fácilmente ese calor que te invade desde el pecho es gratificante.

Con una sonrisa, abres ese documento que tenias tan olvidado y comienza a fluir todo como antes y cuando te das cuenta, ya no existe ninguna presión en el pecho.